Escribinos a carlismoar arroba gmail.com

Desde "Carlismo Argentino" los alentamos a participar en esta campaña de AICA

viernes, marzo 02, 2007

Un comisario de leyenda


Dicen que hasta hace unas décadas se contaban aún por los pagos del oeste al sur de la Provincia de Buenos Aires, las andanzas de “Gorra Colorada”. Desde Pehuajó hasta Necochea se hablaba de este comisario vasco que limpió la campaña de vagos y criminales.

Era éste un navarro, de nombre Luis Aldaz, veterano de las Guerras Carlistas y que, tras escapar de varias cárceles en la España peninsular, vino a parar a la Argentina. Se alistó (o lo engancharon) y peleó contra López Jordán en Entre Ríos. Pero pasó luego a la Provincia de Buenos Aires y allí se hizo famoso por su apodo, con casi toda seguridad derivado de su boina roja carlista que, dicen, lucía orgulloso.

Encolumnado en el partido de Adolfo Alsina, el “alsinismo”, en 1874 combatió en el mítico combate de La Verde (cerca de Nueve de Julio), como uno de los 800 hombres del teniente coronel José Inocencio Arias, quienes protegidos en el casco de la estancia del mismo nombre, defendieron sus posiciones contra el grueso del ejército de Bartolomé Mitre, que debió retirarse derrotado.

Hombre capaz, rudo y de pocas palabras, fue muy querido en su Provincia de Buenos Aires, que recorrió en toda su extensión. Su hazaña más famosa fue la captura del famoso “Tigre de Quequén”, Felipe Pacheco, al que se le achacaban catorce muertes. En diciembre de 1875, Gorra Colorada, al frente de una partida de 10 soldados de línea, persigue al Tigre por las cuevas de Quequén y lo capturan cuando éste baja al río. “Date por preso Pacheco, le dice Aldaz, entregate sin resistencia porque estás rodeado y yo soy Gorra Colorada.” No hacía falta decir nada más, el tan temido Tigre se dejó atrapar. Aún desde Necochea salen excursiones para visitar las cuevas del Tigre y el lugar donde fue capturado este mítico gaucho matrero.

En 1891 el comisario Aldaz se vio envuelto en el conflicto municipal de Morón cuando hubo dos intentendentes: Narciso Agüero y Gregorio de Laferrère, produciéndose casi una pequeña guerra civil, donde Gorra Colorada toma partido por el primero.

Falleció en 1920. Uno de sus nietos fue el actor cinematográfico Luis de Alda.

No hay comentarios.:

La Tradición es la Esperanza

La Tradición es la Esperanza
Ayer

Y hoy